MARCA COLECTIVA PARA EL CHORIZO Y LA MORCILLA ASTURIANOS

Esta denominación se crea en 2012 como respuesta a la mala praxis de algunas empresas de otras comunidades, que etiquetan sus productos como del Principado.

28 de April de 2015

Logo de

Los productos cárnicos asturianos
han alcanzado un reconocimiento
nacional de calidad que,
en la actualidad, muchas empresas
cárnicas de fuera de la región
utilizan para fabricar chorizos y
morcillas que etiquetan como
producto asturiano.
Ante esta grave situación, la
Asociación de Industrias Cárnicas
del Principado de Asturias
(Asincar) –que tiene como uno
de sus objetos primordiales la
promoción y diferenciación de
los productos agroalimentarios
de calidad del territorio–, lleva
trabajando varios años con los
productores de morcilla y chorizo
de la región con el fin de desarrollar
una marca de calidad que garantice
en todo momento a los
consumidores que el producto
que están degustando es asturiano
y que su calidad está controlada.
Como fruto de este trabajo
conjunto, se obtuvo en 2012 las
marcas colectivas “Morcilla Asturiana”
y “Chorizo Asturiano”,
que hoy en día integran a veintiséis
empresas asturianas, con las
que se pretende dar un valor añadido
a los productos cárnicos del
Principado que, de esta manera,
van a ser controlados y supervisados
por personal especializado,
lo que asegurará en todo momento
la calidad y seguridad de los
mismos.
Todas las empresas cárnicas situadas
en la región que elaboren
chorizos y morcillas podrán incorporarse
a la marca, siempre y
cuando cumplan los requisitos de
calidad que establece el consejo
rector de la misma.
Ahumado. El chorizo y la morcilla
son ingredientes indiscutibles
de diferentes platos asturianos,
entre ellos la fabada, el pote, etcétera.
Una de las características que
diferencian estos productos de la
región de otros similares que puedan
existir en el mercado es el ahumado,
realizado con maderas nobles
–generalmente roble o castaño–
abundantes en Asturias. Éstas
originan un humo sin resinas y
proporcionan al producto ese sabor
característico que tanto gusta.
Además de la calidad de éstos, la
relación grasa-proteína del chorizo
le aporta una notable diferencia
respecto a otros productos elaborados
fuera de Asturias.
Para formar parte de la marca
colectiva, las empresas deben de
contar con unos parámetros de
calidad estipulados. Existe un registro
de las empresas, que deben
situarse dentro del Principado y a
las que se les audita tanto el proceso
de elaboración de los productos
amparados bajo la marca
colectiva como las instalaciones
en las que se elaboran los embutidos.
La creación de la marca colectiva
asegura que sólo se pueden
etiquetar con la denominación
“Chorizo Asturiano” y “Morcilla
Asturiana” los productos fabricados
en Asturias que cumplan la
normativa de calidad que los regula.

Volver a noticias
Icono flecha para subir