MORCILLA Y CHORIZOS ASTURIANOS, SABORES AUTÉNTICOS

La Asociación de Industrias Cárnicas del Principado de Asturias trabaja desde hace años con las empresas asturianas productoras de morcilla y chorizo en el desarrollo de una marca de calidad que garantice en todo momento a los consumidores la autenticidad del origen asturiano del producto

14 de March de 2015

Logo de

La fabada y el pote asturiano,
dos de los platos más representativos
de la gastronomía de
Asturias, han visto amenazada
desde hace tiempo la autenticidad
de las morcillas y chorizos que les
acompañan.
Y es que los productos cárnicos
asturianos han alcanzado un
reconocimiento nacional como
producto de calidad que, a día de
hoy, está siendo aprovechado de
manera fraudulenta por empresas
del sector cárnico de fuera de
nuestra región, que han comenzado
a etiquetar morcillas y chorizos
con la denominación “asturianos”.
Conscientes de esa realidad y
ante esta grave situación, la Asociación
de Industrias Cárnicas del
Principado de Asturias, ASINCAR,
trabaja desde hace ya varios
años con las empresas asturianas
productoras de morcilla y
chorizo con el fin de desarrollar
y consolidar una marca de calidad
que garantice en todo momento
a los consumidores que el
producto es en realidad asturiano
y tiene, por tanto, una calidad
controlada.
GARANTÍA DE CALIDAD
Como consecuencia de esta colaboración
entre ASINCAR y las
empresas del sector se obtuvo en
el año 2012 la Marca Colectiva
“Morcilla Asturiana” y “Chorizo
Asturiano” que está integrada en
la actualidad por un total de 26
empresas asturianas. Con la creación
de esta Marca Colectiva se
pretende dar más valor añadido a
estos productos elaborados en Asturias.
Juan Díaz, gerente de
ASINCAR, indica que «pretendemos
dar un valor añadido a los
productos cárnicos asturianos que
serán controlados y supervisados
por personal técnico, lo que asegurará
en todo momento su calidad
y seguridad».
La marca colectiva «Chorizo Asturiano
» cuenta con un sistema de
control que está garantizado por
el personal técnico de ASINCAR,
que se encarga de realizar los controles
para la verificación del cumplimiento
de los requisitos de los
productos amparados. La elaboración
de estos de productos es
totalmente artesanal y tradicional,
y les caracteriza el ahumado natural
con maderas nobles, principalmente
roble y la calidad de las
carnes a utilizar, para tener un
producto de alta calidad.
A día de hoy la Marca está abierta
a la incorporación de nuevas
empresas. La única condición que
se ha de cumplir para aquellas que
se dediquen a fabricar morcillas
y chorizos es que estén asentadas
en Asturias y cumplir los requisitos
de calidad que fija el Consejo
Rector de la misma.
REQUISITOS
Algunos de estos requisitos son:
Según las exigencias de la nueva
Marca, el Chorizo Asturiano es un
producto cárnico elaborado con
mezcla de carnes picadas o troceadas
de cerdo y/o vacuno o ambas
adicionada de sal, pimentón y otras
especias, amasada y embutida que
ha sufrido un proceso de maduración
- desecación con ahumado
natural.
Respecto a la Morcilla Asturiana
es un producto cárnico elaborado
con tocino y/o grasa de cerdo,
cebolla, sangre, sal, especias y pimentón
embutido que ha sufrido
un proceso de maduración- desecación
con ahumado natural».
También se registra el «Compango
Asturiano” dentro de la Marca
Colectiva.
Otras exigencias son que la empresa
esté situada en la Comunidad
Autónoma del Principado de
Asturias, que tenga el registro sanitario
de elaborador de productos
cárnicos y que todo el procesado
del producto sea realizado en
el centro ubicado en el Principado
de Asturias, incluido el envasado
de los productos.
El Órgano de Control se encarga
de que las empresas registradas
cumplan el Reglamento de uso de
la marca y todos los acuerdos del
Consejo Rector. Las empresas no
registradas en las marcas no pueden
utilizar la denominación “Chorizo
asturiano” o “Morcilla asturiana”
o cualquier otra que pudiese
llevar a confusión al consumidor,
como podría ser la denominación
“producto tipo asturiano”.
El Órgano de Control de la marca
realiza visitas periódicas a las
empresas para verificar el cumplimiento
de los requisitos de la marca
tanto a nivel legislativo, como a
nivel de seguridad alimentaria y de
calidad. Se realizan muestras analíticas
físico-químicas y microbiológicas
de control periódicos a los
productos tanto en la planta de
producción como en punto de venta.
La intrusión de empresas de
fuera de Asturias y el incumplimiento
de la propiedad intelectual
de la marca es una de las áreas más
delicadas para la marca y el consejo
rector

Volver a noticias
Icono flecha para subir